Cóctel  de Grandes Ligas 

Cóctel de Grandes Ligas

Faltando menos ya para terminar la temporada de béisbol de grandes ligas, es bueno rememorar algunos jugadores latinos  y también de USA que han tenido momentos especiales y únicos en la presente campana, altos y bajos que por estar en  la época Ohtani no han tenido quizás la atención justa y necesaria. 

El gran Mookie Betts 

No es común en un béisbol tan exigente ver peloteros tener tanto éxito cuando cambian  de una posición a otra, sobre todo cuando un jardinero es movido a jugar en el cuadro. Uno de esos peloteros es el defensor del bosque  derecho de los Dodgers de los Ángeles, bueno o segunda base se podría llamar también Mookie Betts. Su paso de posición ha sido excelente. Ha dejado los jardines por defender la segunda base en gran parte de la temporada. No es jugarla, es hacerlo como como uno de los mejores. Solo en atletas de su calaña es posible ver esta transmisión sin trastorno. Lamentablemente no han tenido la dimensión analítica justa. Betts  es un gran pelotero. Le ha brindado a su equipo versatilidad en de no tener que otros jugadores para cubrir alguna posición. Mookie Betts es un todo estrellas sin importar donde lo pongan a jugar.

Llegó el momento de José Siri en las Grandes Ligas

                                                                   
Más de tres años escuchando, él tiene talento pero no disciplina, al parecer el jugador de los  Rays de Tampa sentó cabeza y puso más empeño en su trabajo para que hoy en día se diga llegó el momento de José Siri. El jardinero de los Rays ya lleva un campana de más de 20 cuadrangulares , pasará de las 60 remolcadas, con defensa nada que envidiarle a ningún defensor de los jardines en todo el béisbol, lo que quiere decir que ya el aporto su cuota al equipo y debe seguir trabajando en mantener la consistencia, las segundas oportunidades son buenas y él la ha aprovechado al máximo, queda esperar el final de la temporada y que sus aportes sirvan para clasificar su equipo.

Marcell Ozuna sobrevivió 

Nadie puede negar que hubo un momento en la temporada que todo el mundo pensó que la carrera de Marcell Ozuna había terminado. Sus problemas familiares al parecer estaban afectando su mente, por ende el jugador de los Bravos de Atlanta al  estar un poco desenfocado eso tenia preocupado a todo mundo, fueron muchos los días consecutivos que fue  relegado a la banca , días negros donde el jardinero solo veía los partido y no tenia acción, pero su fuerza voluntad fue mucho mayor y pudo reivindicarse, comenzó a dar palos y suma mas de 20, lo que obligo a su dirigente volver a colocarlo en los juegos y Marcel como todo un campeón sobrevivió a sus malos momentos y tendrá otra buena temporada.

Ketel Marte una vez más

La consistencia en un atleta no importa la disciplina es algo sumamente importante, pues al parecer eso  lo ha hecho  propio suyo Ketel Marte, ser el mismo año por año. Ketel está en su novena temporada en grandes ligas, debutó con los Marineros de Seattle en el año 2015, luego en el 2017 fue cambiado a donde ha sido su hogar por los últimos 7 años  Arizona Diamondbacks equipo que ha visto lo mejor de Marte, capaz de defender bien el center field como la segunda base,   poder , buena velocidad , un bateador de 280 de promedio de por vida, este es  uno que no hace ruido , pero aporta como el que más al buen juego de su club, una vez más Ketel Marte mantiene su buen juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio