Puerto Rico derrotó a Venezuela en la Serie del Caribe 2024

A Tiburones de La Guaira le faltó el batazo

Tiburones de La Guaira cayó ante Criollos de Caguas por no dar el batazo en los momentos clave del juego. Representó la primera derrota de Venezuela en la Serie del Caribe poniendo su récord en 2-1 en el tercer lugar de la tabla.

Muchos podrán decir que el juego comenzó con un traspié importante, la lesión de Jhoulys Chacín por molestias en su brazo. Sin embargo, la realidad es que no se bateó además de algunas jugadas en específico que pudieron darle un rostro diferente al compromiso.

La más llamativa se dio comenzando el encuentro. Ya en el primer inning Caguas comenzaba ganando 3 carreras a 0 atacando a Tiago Da Silva y luego a Ángel Padrón. Ahora, La Guaira tuvo una oportunidad en la baja del 2do para acercarse en el marcador. Hernán Pérez se embasó por boleto, llega a segunda por base robada y Odubel Herrera también recibió pasaporte. Con hombres en primera y segunda, Alcides conectó sencillo al derecho y aquí es cuando se fue la oportunidad. Pérez fue puesto out en home, decisión que fue cuestionada a lo largo del juego.

Luego en la baja del tercero con hombres en segunda y tercera sin outs, ponches consecutivos para Ramón Flores y Yasiel Puig. Además, Luis Torrens fue el último en batear con rodado por tercera. Tres bateadores importantes y Tiburones no pudo producir las carreras.

Las únicas carreras del juego para La Guaira llegaron con elevado de sacrificio de Alexi Amarista y sencillo de Flores al derecho.

Un equipo de Venezuela que comenzaba la jornada como el tercer mejor conjunto en promedio de bateo, solo detrás de Tigres del Licey por Dominicana y Gigantes de Rivas de Nicaragua.

¿Cuál fue la reacción del mánager Ozzie Guillén?

“Perdimos porque no dimos el batazo” dijo Ozzie Guillén en la rueda de prensa luego del juego. Y tiene toda la razón. El pitcheo hasta ahora ha sido el principal protagonista de la Serie, pero el bateo se veía como carta grande de Tiburones de cara al máximo torneo caribeño.

Luego del juego de frente a Puerto Rico, Venezuela ahora tiene una línea ofensiva de .240/.345/.323 lejos de lo que se esperaba. Son segundos en embasado, pero sextos en promedio de bateo y slugging. Los imparables están bastante escasos hasta ahora luego de tres encuentros.

Por su parte, el pitcheo y la defensa han estado a la altura de las expectativas. Factores clave para un torneo tan corto como la Serie del Caribe.

A La Guaira le restan tres juegos más en esta etapa clasificatoria: Naranjeros de Hermosillo (MEX), Federales de Chiriquí (PAN) y Gigantes de Rivas (NIC).

Ganarlos todos por supuesto es lo esperado y el mejor escenario. Sin embargo, no son equipos fáciles, han jugado bien a la pelota y Tiburones deberá ser contundente para cerrar con la mejor posición de cara a las semifinales.

Ricardo Gibbon P.

X: @RicardoGibbon – IG: @RicardoGibbon4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio